Sunday, August 28, 2005

BLENDED LEARNING




BENEFICIOS PEDAGÓGICOS “COMBINADOS”





La búsqueda del equilibrio,no implica utilizar la tecnología sólo por estar al día. Se trata de ofrecer oportunidades (áulicas y virtuales) para que el estudiante acceda a los contenidos educativos sin limitaciones de tiempo o espacio. El b- learning nos ofrece exactamente eso. La modalidad presencial abre paso a opciones virtuales que realzan la experiencia de aprendizaje enfatizando procesos individualizados.Desde esta perspectiva, podemos decir que las principales ventajas de Mentoring residen en las acciones formativas a medida, en el diseño de pedagógico que combina la formación presencial con los servicios adicionales derivados de la utilización de las herramientas telemáticas. En este sentido, la formación mixta combina lo mejor de las dos metodologías (presencial y virtual) permitiendo sacar el máximo provecho de ambas siempre y cuando el enfoque pedagógico sea el óptimo. La experiencia nos indica que estrategia didáctica correcta consiste en su utilización como complemento a la formación presencial, así, en el aula se determinan las necesidades y se programan las actividades que se ofrecen on-line. Estas variables aseguran la continuidad enfatizando la labor del mentor en el espacio virtual, y en la vivencia del grupo-clase con el docente en el aula. De modo que la idoneidad con la que se utilicen los sistemas y las necesidades de los que aprenden son factores determinantes de la calidad del soporte virtual. REFLEXIONES FINALESEl desarrollo e implementación de Mentoring, así como su permanente actualización y adaptación durante los últimos tres años, demostró que la innovación consiste en llevar a cabo pequeñas acciones cotidianas que hacen posibles los cambios dentro y fuera del aula, de manera que beneficien el proceso de aprendizaje de nuestros alumnos.Las teorías psicopedagógicas más actuales subrayan que el concepto de aprendizaje que realmente perdura en el tiempo es aquel que se define como experiencial, cooperativo, activo, autoregulado y participativo. Muy lejos del aprendizaje memorístico y basado en la adquisición de conocimientos surge un cambio paradigmático centrado en el aprendizaje y en el alumnado que aprende, desaprende y emprende. BIBLIOGRAFÍA
BARTOLOME, A. (2001). Universidades en la Red. ¿Universidad presencial o virtual? En Crítica, LII (num. 896) pp. 34-38. http://www.lmi.ub.es/personal/bartolome/articuloshtml/bartolomeSPcritica02.pdf
BERNERS-LEE T, & M. FISCHETTI, (1999) Weaving the Web, Harper, San Francisco
BIELAWSKI L., METCALFE D. (2002) Blended e-learning: Integrating Knowledge, Performance Support and Online learning, Human Resource Development (355pp)
BRENNAN, M. (2004). Blended Learning and Business Change. Chief Learning Officer Magazine . Enero 2004.http://www.clomedia.com/content/anmviewer.asp?a=349
BONK, C. J., & REYNOLDS, T. H. (1997). Learner-centered Web instruction for higher-order thinking, teamwork, and apprenticeship. In Badrul H. Khan (Ed.), Web-Based Instruction (pp. 167-178). New Jersey: Englewood Cliffs.
CLARK, R.E. (1983). “Reconsidering research on learning from media” Review of Educational Research, 53 (4), 445-459
COATEN, N. (2003). Blended e-learning. Educaweb, 69. 6 http://www.educaweb.com/esp/servicios/monografico/formacionvirtual/1181076.asp
EDWARDS, D. y MERCER, N. (1987): El conocimiento compartido: el desarrollo de la comprensión en el aula. Barcelona: Paidós.
ENTWISTLE, N. (1987) Understanding classroom learning. London: Hodder and Stoughton.
ENTWISTLE, N. RAMSDEN, P. (1983) Understnding student learning. London: Croom Helm.
HELLER, M. P., & SINDELAR, N. W. (1991). Developing an effective teacher mentor program. Bloomington, IND: Phi Delta Kappa Educational Foundation. (ERIC Document Reproduction Service No. ED 332 996)http://www.rrhhmagazine.com/inicio.asp?url=/articulos.asp?id=270
MARQUÈS GRAELLS, Pere (2000). "Sistemas de teleformación, STF". Comunicación y Pedagogía, 164, pp. 72-78
MARSH, G. E. II, MCFADDEN, A. C. Y PRICE, B. (2003) Blended Instruction: Adapting Conventional Instruction for Large Classes En Online Journal of Distance Learning Administration, (VI), Number IV, Winter 2003http://www.westga.edu/~distance/ojdla/winter64/marsh64.htm
MARTÍNEZ ALDANONDO (2003) J. “Blended Learning o el peligro de trivializar el aprendizaje” en Quaderns Digitals: http://www.quadernsdigitals.net/
MARTON, F. (1983) “Beyond individual differences”. Educational Psychology, 3,289-304.
NOVAK, J. (1982) Teoría y práctica de la educación. Madrid: Alianza. (Edo. original: 1977).
PASCUAL, Mª P. (2003). “El Blended learning reduce el ahorro de la formación on-line pero gana en calidad”. Educaweb, 69. 6 de octubre de 2003.http://www.educaweb.com/esp/servicios/monografico/formacionvirtual/1181108.asp
SALINAS, J. (1999). “¿Qué se entiende por una institución de educación superior flexible?”]. Comunicación presentada en "Congreso Edutec 99. NNTT en la formación flexible y a distancia, 14 a 17 de septiembre 1999, Sevilla http://tecnologiaedu.us.es/bibliovir/pdf/gte35.pdfBIBLIOGRAFÍA AMPLIATORIA
AUSEBEL, D.P. (1973) “Algunos aspectos psicológicos de la estructura del conocimiento”. En S. Elam (Comp.) La educación y la estructura del conocimiento. Buenos Aires: El Ateneo.
COOK, V. J. (1985). “Bridging the gap between computers and language teaching”. Computers in English language teaching. ELT Documents, No. 122
GAGNÉ, E. (1985), “La psicología cognitiva del aprendizaje escolar” Aprendizaje Visor
HAMILTON, S. F., & HAMILTON, M. A. (1992). “Mentoring programs: Promise and paradox”. Phi Delta Kappan, 73(7), 546-550.
JOHNSRUD, L. K. (1990). “Mentor relationships: Those that help and those that hinde”. New Directions for Higher Education, 72, 57-67.
NEGROPONTE, N (1995) El Mundo digital. Barcelona: Ediciones B.
POOLE, B. (1999) Tecnología Educativa. Educación para la sociedad de la comunicación y del conocimiento, Madrid: Mc Graw Hill.
RHEINGOLD, H. (1991), Virtual Reality, Nueva York, Simon & Schuster.

No comments: