Monday, August 29, 2005

Las herramientas de comunicación en el “aprendizaje mezclado”



Las herramientas de comunicación en la CMO.
Contamos con diferentes herramientas para establecer la comunicación, herramientas que nos van a permitir establecer una comunicación tanto sincrónica como asincrónica, es decir, que emisor y receptor se encuentren realizando el acto comunicativo en el mismo tiempo o en tiempos diferentes. En el cuadro se presentan las diferentes herramientas de comunicación que podemos utilizar.

Herramientas de comunicación sincrónicas:
Chat (IRC).
TV-web (video streaming).
Videoconferencia
Audioconferencia.
MUD (Multi-user dimensions).

Herramientas de comunicación asincrónicas:
Foros o grupos de noticias.
Listas de distribución.
Debates telemáticos.
Correo electrónico.
Correos de voz (voice-mail).
Correos de vídeo (video-mail).

Como podemos observar, estas herramientas son de diferente tipología y nos permiten
poder realizar tanto una comunicación textual, como auditiva y visual. Al mismo tiempo, estas
herramientas nos pueden servir para diferentes tipos de actividades, que van desde impartir
formación, realizar tutorías o efectuar actividades de tipo colaborativo entre los participantes en
la acción formativa. Sí nos gustaría señalar, de acuerdo con Valverde (2002),
que una de las características que tiene que tener el software de comunicación que
seleccionemos es la transparencia, es decir: "su capacidad para funcionar en un segundo plano,
sin captar el protagonismo del proceso, que debe de estar en los contenidos comunicativos. El
software debe actuar como un vehículo para la difusión de los mensajes y la interacción
comunicativa" (Valverde, 2002, 60). Respecto a su funcionamiento, un indicador que nos puede
servir de gran ayuda, y siguiendo de nuevo al autor anteriormente citado, “es observar la
escasez o total ausencia de comentarios en los foros de participación establecidos
especialmente para tratar problemas de carácter técnico” (Valverde, 2002, 60).


El uso educativo del correo electrónico.

Desde que se mandó en 1971 el primer correo electrónico por el ingeniero Ray
Tomlison, o se conectaron a través de la red en 1972 EE.UU con Noruega y Reino Unido
(Badía, 2002), éste se ha convertido en una de las herramientas de comunicación más utilizadas
de la tecnología de Internet. Prácticamente todas las personas tienen una cuenta de correo, bien
asignada por la institución formativa donde estudia o trabaja, bien por su distribuidor de
Internet, o abierta por el usuario gratuitamente en los diferentes entornos que existen en la red.
Digamos desde el principio que una de las grandes ventajas que se le concede a este
medio es la de facilitar una conversación más abierta y democrática entre profesores y los
estudiantes. Diferentes estudios han puesto de manifiesto como los estudiantes se sienten
algunas veces más cómodos a formular preguntas y dudas a los profesores que en una situación
de presencialidad, de forma que los profesores son percibidos como más accesible. Su
utilización parece que también favorece el que los alumnos trabajen más fuera del entrono de
clase.


Aunque es una herramienta de la que tenemos ciertas experiencias de utilización, en su
incorporación a una práctica formativa, es aconsejable adoptar una serie de recomendaciones
para conseguir un uso más eficaz del mismo, y evitar “perturbaciones” y “ruidos” en el proceso
comunicativo. Entre éstas y de acuerdo con diferentes autores (Valverde, 2002) se encuentran
las siguientes:
a) Leer el correo con cierta regularidad y responder con la mayor celeridad posible.
b) Identificar el asunto.
c) Identificarse como emisor.
d) Cuidar la expresión y la ortografía.
e) Ser preciso en las solicitudes y en las contestaciones.
f) Evitar los envíos masivos de mensajes.
g) Utilizar la opción de prioridad que nos ofrecen los programas con mesura.
h) Usar en al respuesta parte del texto recibido.

i) Controlar el tamaño de los mensajes.
j) No ser exigente en demandar una contestación.
k) Solicitar información sobre la recepción de información.



El tiempo de demora en la contestación del correo electrónico es uno los factores que
influyen en la percepción de la eficacia de la herramienta comunicativa, y da seguridad a los
participantes en acciones formativas que se realizan apoyadas en las redes. Aunque no existe
una regla básica respecto a la frecuencia, si creemos conveniente que el profesor los conteste
como mínimo una vez al día. Ahora bien, es muy importante que desde el inicio de la acción
formativa, se deje claro a los alumnos las reglas del juego por las cuales se regirá su utilización:
tiempo de demora que se admitirá para la contestación, normas de utilización, que se identifique
el asunto, el tamaño,… Paralelo a esto, nos encontramos con la necesidad de hacerle ver al
alumno que utilice la opción de “prioridad e importancia” con bastante precaución, pues su
abuso puede llevar a que para el destinatario pierda el sentido de llamada de atención para
demandar una respuesta urgente, inmediata o importante. Al mismo tiempo, es importante hacer
ver al estudiante, la importancia de que envíen mensajes con un peso específico, entre otros
motivos, porque archivo de tamaño considerable pueden dificultar no sólo su envío y recepción,
sino que sean rechazados por el servidor de correo.

Una de las conclusiones a las que llega Henríquez (2003) en su tesis doctoral, es que el
profesor debe de aprender a gestionar el tiempo. Nos señala la citada autora: se “ha modificado
el uso que los educadores hacen del mismo, pues bien es cierto que se le libera de algunas
funciones que consumían una gran parte de su dedicación docente, como es la función de
transmisión de información, que según los esquemas establecidos estaban ceñidos a espacios y
tiempos específicos no es menos cierto que se le atribuyen nuevas funciones que requieren un
incremento del mismo… De allí la necesidad de que el profesor sepa organizar su tiempo de
forma que pueda cumplir cabalmente con sus funciones sin sacrificar sus momentos íntimos en
los que se dedica a su familia, al ocio o a realizar cualquier actividad de tipo personal”
(Henriquez, 2003, 411).


La identificación del asunto es un hecho al cual debemos de prestarle atención, ya que
ello facilitará, por una parte el encuadrar la contestación, despertar la atención del receptor,
indicar en cierta medida la urgencia e importancia de la contestación por el receptor, y por otra
su posterior archivo en carpetas tematizadas. Esta ordenación en carpetas tematizadas, es
bastante importante para la localización futura de mensajes, y para ir construyendo un
“porfolio” de los trabajos y del proceso seguido por los estudiantes en la acción formativa.
Una costumbre que no se suele hacer, y que puede resultar bastante interesante es el
hecho de incorporar en la contestación el cuerpo de texto enviado. Ello es importante en las
acciones formativas, pues puede ser de ayuda para clarificar conceptos, y facilitar la
contestación a las demandas solicitadas.
Uno de los aspectos que nos parece de máxima importancia es que tanto los envíos
como las respuestas, sean lo más preciso y conciso posibles. Esto facilitará la identificación de
la demanda y la clarificación de la solicitud. Por otra parte, es importante no perder de vista que
la experiencia demuestra que mensajes demasiado largos, no son completamente leídos por los
receptores

No comments: