Friday, September 23, 2005

Capitulo2

CAPÍTULO 2. MODELOS EXISTENTES.
2.1 MODELO DE CORRESPONDENCIA EN LÍNEA.
En el modelo de correspondencia en línea se entregan contenidos en forma digital, a través de la red o vía CD ROM, haciendo uso de medios digitales fríos -como libros- o cálidos -como videos o audio-, o de combinación de medios digitales; también se ofrece acceso a preguntas frecuentes y a listas de discusión en las que se resuelven las consultas que se hacen sobre lo que se estudia, se da la posibilidad de auto comprobar lo aprendido haciendo uso de sistemas digitales de evaluación y de demostrar lo aprendido en alguna de las instancias de evaluación previstas, usualmente presenciales. También es un modelo para enseñanza en la red, eminentemente transmisivo.
2.2 MODELO DE COLABORACIÓN ASÍNCRONA PROGRAMADA.
En el modelo de colaboración asíncrona y programada la estrategia central es llevar a cabo diálogos asíncronos en espacios virtuales que permiten manejar la complejidad de una discusión con ayuda de estructuras jerarquizadas de los diálogos que se dan y de herramientas para ordenar y seleccionar lo que se discute, haciendo uso de reglas de etiqueta en la red, así como de emoticones o pequeñas imágenes gestuales. Discutir el contenido es de por sí una estrategia efectiva de aprendizaje, toda vez que es necesario particular y comunicar ideas, al tiempo que escuchar y valorar las ideas de otros. Por su parte, la colaboración es importante toda vez que permite resolver problemas relevantes y retadores para el grupo.
2.3 MODELO DE CONCORD.
El Modelo de Concord es un refinamiento del de colaboración asincrónica programada y se usa para desarrollar el potencial de aprendizaje autónomo que tienen las personas, dentro de un entorno de comunidad que aprende a partir de diferentes medios y haciendo uso de indagación y reflexión sobre el objeto de conocimiento.
Los siguientes nueve son los elementos del Modelo de Concord:
1. Creación de un clima de confianza.
El aprendizaje a través de la colaboración requiere que los estudiantes tomen riesgos intelectuales. Esto puede suceder solamente cuando se logra que todos los participantes tengan un comportamiento amable y honesto que favorezca la crítica y el pensamiento diáfano. Dar tiempo a que los participantes se conozcan entre ellos es un primer paso esencial en este proceso: también ayuda a declarar por escrito las expectativas acerca de los buenos procesos de grupo. El facilitador debe establecer y modelar las normas intelectuales y emocionales, definir lo que se entiende por comportamiento apropiado. También debe dar dirección con ideas que eleven el nivel de la discusión y aterricen el aprendizaje por parte de todos. Entre las técnicas que se pueden usar para construir y mantener un grupo saludable caben mencionar las encuestas anónimas, juego de roles, la presentación de compañeros en el grupo, la disposición de “cafeterías” o sitios de reuniones informales donde no se habla de temas del curso.
2. Espacios virtuales con propósito bien definido.
En muchos cursos se necesitan varios tipos de conversaciones, cada una con diferente propósito. Según el Modelo de Concord se requiere como mínimo cuatro diferentes tipos de espacios de conversación en un espacio virtual: Un área de discusión académica que permite discutir el contenido que interesa. Un área de discusión técnica que permite plantear y resolver grupalmente aquellas dudas relacionadas con el software y hardware: el facilitador tiene que responder las preguntas técnicas sólo una vez, debido a que todos van a verificar en el área de instrucción técnica antes de hacer dos veces la misma pregunta. También se necesita un área de conversación social para que el grupo se pueda reunir, especular, compartir o divertirse e incluso intercambiar recursos o crear vínculos. Finalmente, se necesita un sitio de reflexión semanal o quincenal donde los participantes puedan compartir con el facilitador y con sus colegas ¿cómo les va en el curso? ¿qué esta pasando? ¿qué han aprendido? ¿qué aprecian de lo que han visto en el curso? ¿qué retos deben confrontar a medida que ellos avanzan? ¿qué retos se dan a medida que avanzan en el material del curso?. El modelo de Concord nos dice además que en algunos cursos es posible que se necesite tener múltiples espacios para discusión de contenido, posiblemente con tiempo limitado. Las conversaciones en estos espacios de discusión deben organizarse en espacios virtuales, separados cada uno, con metas distintas claramente establecidas y con criterios de valoración que favorezcan la comunicación efectiva y el crecimiento del grupo. Por ejemplo, no basta con decir “estoy de acuerdo o desacuerdo”. El facilitador debe alimentar el uso apropiado de cada uno de los espacios virtuales para mantener los diálogos claros y focalizados. La claridad acerca de la clase de mensajes que se deben colocar en cada espacio reduce la confusión, favorece la comunicación y hace que los hilos de discusión sean mucho más fluidos y ricos.
3. Pedagogía problémica, por indagación y colaborativa.
Esto exige desarrollar en los alumnos o aprendices su capacidad de curiosear, de indagar, de especular, así como de crear en forma individual y colectiva, trabajando alrededor de problemas o fenómenos que vale la pena explorar y discutir. Esta manera de aproximarse al conocimiento exige posturas pedagógicas no convencionales por parte de docentes y alumnos.
4. Facilitación “desde el lado” a cargo de expertos.
Liderar una discusión en línea es una habilidad que se desarrolla. No es suficiente con asignar esta labor a un excelente docente presencial. Está demostrado que estrategias que son efectivas en ambientes cara a cara tienen efectos no intencionales en educación en línea, que evitan el diálogo profundo, en vez de promoverlo. Adicionalmente, muchos principiantes cometen el error de ponerse en la mitad de las conversaciones en línea, estableciendo conversaciones bilaterales con cada uno de los miembros del grupo. Esto rápidamente abruma con mucho trabajo al facilitador e interfiere en la colaboración estudiante-estudiante. El facilitador efectivo se quita del medio de la discusión, y se vale de estrategias para estimular la colaboración real entre los alumnos y para guiar la conversación hacia aquello que es importante en el contenido. El facilitador debe monitorear todas las discusiones y responder dentro de 24 horas las preguntas técnicas o que tienen que ver con procesos. Los líderes efectivos de comunidades en línea evitan interrumpir la colaboración de los participantes y promueven la construcción colaborativa de conocimiento interviniendo, cuando se necesita, para elevar el nivel de contenido de las discusiones o para que se profundice, así como para centrar el foco de la discusión.
5. Retroalimentación a todo lo largo.
La evaluación continuada es esencial en los cursos en la red, debido a que uno no puede estar seguro de que un muy buen resultado en un test refleja conocimiento cuando la prueba no está monitoreada. En vez de aprovechar las oportunidades que ofrecen las distintas opciones de las pruebas cerradas que se pueden poner en marcha en medio electrónico, el Modelo de Concord propone una estrategia que permite que el docente aprenda de las intervenciones de cada alumno y de sus aproximaciones típicas para resolver problemas, evitando así la dificultad de asegurar la autenticidad del respondiente. Estamos de acuerdo con este enfoque. Los aportes a las discusiones deben ir más allá de “estoy de acuerdo” o “no me parece”. Se valora mucho más una contribución que construye sobre los aportes productivos de otros, que agrega valor a lo que se discute con sus frases, que ofrece analogías que ayudan a otros a expresar lo que piensan y a explorar nuevas áreas. Se asegura una experiencia académica rigurosa al aumentar el nivel del diálogo como vehículo de evaluación de proyectos únicos, donde el contenido se explora en ambientes locales o donde se usan tecnologías disponibles Internet (por ejemplo, crear una página original en la red con recursos para una audiencia específica, construcción de un portafolio electrónico5 con los trabajos realizados, exhibición de diseños originales, presentación de nuevos problemas o hallazgos, música o cualquier otro aporte original).
6. Excelentes materiales.
Se necesitan muchas clases de recursos de aprendizaje para ofrecer experiencias comunes y poder desarrollar el contenido en discusiones efectivas. Para poder atender diferentes estilos de aprendizajes, el modelo de Concord promueve el uso del rango más amplio posible de medios y de actividades. No intenta proporcionar todos los materiales a través de la red: Los libros, los videos, los recursos de trabajo y las separatas de laboratorio se envían por correo o se sugiere que se obtengan localmente. Invita a los autores de cursos a que involucren a sus alumnos en exploraciones, encuestas, trabajos creativos, y autorreflexiones en la medida que sean apropiados. Distintos tipos de tareas cortas y con diferentes estilos y en diferente medio, son útiles para preservar la flexibilidad del curso, reforzar los conceptos clave, y tomar en cuenta diferentes estilos de aprendizaje.
7. Pocos participantes y mucha interacción entre ellos.
El modelo de Concord propone que para que haya colaboración significativa en la red, el número de participantes en una discusión en línea debe ser limitado. Según sus estudios han hallado que 20 a 25 es el máximo número deseable de participantes en un grupo, cuando se quiere que haya discusiones generales efectivas; cuando se requiere intensa colaboración para producir resultados complejos recomienda crear subgrupos de dos o tres personas, por ejemplo, para hacer el diseño de un curso. Cuando la cantidad de personas inscritas en un curso es superior a 25, propone que se deben formar secciones de alrededor de 20 personas en cada una. Cuando se necesitan grupos de trabajo más pequeños para tareas especificas, la sección se dividiría en subgrupos.
8. Programación explícita.
Los cursos de la red que se basan en discusiones colaborativas deben tener una programación clara, de tal manera que los participantes en las discusiones compartan experiencias semejantes e ideas dentro de este lapso de tiempo. El Modelo de Concord propone que cuando se programe un tema central cada semana usualmente incluya la secuencia: actividad -> discusión -> reflexión dentro de este período. Por ejemplo, si el contenido de un vídeo es esencial para una discusión programada, entonces la programación debe hacer que todos los participantes hayan visto el vídeo antes de comenzar la discusión. No siendo importante que todos los participantes vean el vídeo simultáneamente, el Modelo de Concord aconseja que es mejor que cada uno lo haga dentro de los días previos al comienzo de la discusión grupal. Luego cada participante puede hacer un aporte inicial y, dentro de los días siguientes, y con base en las respuestas de sus compañeros, hacer otro aporte comentando lo que haya visto. El mejor esquema de programación es aquel que preserva la flexibilidad “en cualquier momento, en cualquier parte” que es inherente a los cursos en línea, al mismo tiempo que asegura que todos los participantes puedan traer experiencias similares y aprendizaje a la discusión.
9. Colaboración asíncrona.
La estrategia central de aprendizaje en este modelo hace usos de discusiones asíncronas y de solución de problemas en grupo entre los alumnos que participan en hilos de discusión. Comparado con las tecnologías sincrónicas (chats, tableros compartidos aplicaciones compartidas, audio conferencia, vídeo conferencias), estos grupos de discusión son más pensantes y mucho más fáciles de programar, particularmente cuando hay diferencias horarias entre zonas geográficas. Según este modelo éste ambiente de aprendizaje es exitoso y proporciona adecuado soporte a los alumnos cuando tienen limitaciones para aprender.
2.4 MODELO DE LA UOC (UNIVERSIDAD OBERTA DE CATALUÑA): CENTRADA EN EL ESTUDIANTE-UNIVERSIDAD VIRTUAL DE ESPAÑA.
El modelo de la UOC, centrado en el estudiante, se basa en cuatro pilares:
· La flexibilidad en respuesta a la adaptación a las necesidades diversas de un estudiante diverso. El perfil de los estudiantes de la UOC corresponde al de una persona que necesita de un sistema que pueda adaptarse de su realidad personal, profesional y familiar. El modelo pedagógico de la UOC permite flexibilidad en el modelo de evaluación, en el Plan de Trabajo de las asignaturas, la el acceso a las fuentes de información, etc. Todo esta pensado para satisfacer a unos estudiantes que necesitan de un sistema que se adapte a sus necesidades y no al revés.
· La cooperación ya que los alumnos no están solos en su proceso de aprendizaje. En el Campus Virtual de la UOC es posible cooperar con los demás alumnos realizando trabajos en equipo, o con los consultores, o con personas diversas de la comunidad universitaria en la creación de grupos de interés.
· La personalización que facilita el trato individual de las necesidades formativas de cada alumno. El sistema de evaluación progresiva de la UOC es una manifestación de trato personalizado en el proceso de aprendizaje en el que tanto los materiales multimedia de aprendizaje como los consultores tratan de forma personal al estudiante en sus necesidades formativas.
· La interactividad evidente en el entorno virtual de aprendizaje que llamamos Campus Virtual es la base en la que se establecen las relaciones formativas en la UOC. La interacción es múltiple ya que no sólo abarca la acción docente sino que además se establece entre alumnos y entre estos con la propia universidad.
2.5 MODELO DE CESOFTE (CENTRO DE ESTUDIOS DE SOFTWARE PARA LA ENSEÑANZA): CENTRADA EN EL ESTUDIANTE-CUBA.
Tiene como fundamento que el estudiante debe ser el centro del proceso de enseñanza aprendizaje con una marcada orientación profesional y donde lo tecnológico se subordine a lo pedagógico.
Creemos que no existe un único modelo que sea capaz de cubrir con todas las necesidades educativas, existen diversidad de matices y posibilidades que pueden brindar los medios informáticos para la educación. En tal sentido la propuesta de CESOFTE está compuesta por los siguientes elementos:
· Base de conocimientos
· Glosario de términos ilustrados
· Sistemas de cuestionarios
· Biblioteca virtual
· Galería
Esta concepción es una muestra generalizada de diferentes componentes que pueden ser incluidos en una aplicación multimedia educativa y que puede variar en dependencia de la especificidad del mismo.
La base de conocimientos constituye un módulo que se concibe como un sistema hipermedia, tiene como objetivo el comunicar al estudiante los contenidos teóricos de la aplicación. Como sistema hipermedia presenta la información combinando creativamente hipertextos, gráficos, esquemas, animaciones, sonido, vídeo, etc. De manera adicional este módulo brinda un conjunto de servicios como son: accesibilidad puntual a la información a partir de un sistema indexado, impresión del documento o de partes seleccionadas, búsqueda a partir de contextos libres, libreta de anotaciones, galería multimedia, glosario, etc.
El sistema de cuestionario lo constituye un módulo que prevé el control de la asimilación de los conocimientos y el desarrollo de habilidades. Está sustentado en un compendio de once tipologías de preguntas con retroalimentación interactiva. En todos los casos es posible definir un conjunto de atributos didácticos como son: control de las oportunidades que posee el estudiante para responder la pregunta, tiempo límite, retroalimentación para cada tipo de respuesta esperada, calificación ponderada según los objetivos de las preguntas, etc.
El glosario es un componente del paquete que tiene como objetivo brindar un soporte semántico con vistas a garantizar la adaptación del léxico a las características individuales de los usuarios del paquete. Es posible acceder a él desde la base de conocimientos y el sistema de cuestionarios. Este módulo constituye el soporte que contiene el sistema hipermedia que caracteriza a la base de conocimientos.
La biblioteca virtual es un componente vinculado con bases de datos que tienen como objetivo brindar un servicio de carácter metodológico o científico; está orientado al docente fundamentalmente; es un módulo concebido bajo el paradigma de la publicación electrónica. Son intrínsecos de este módulo diferentes mecanismos de búsqueda, servicios de impresión y exportación de contenidos.
La galería es un módulo que concentra todos los elementos audiovisuales del sistema. Tiene como objetivo brindar la posibilidad de dar acceso puntual a los componentes multimedia del sistema, sin necesidad de navegar a través de este.
El modelo de CESOFTE cuenta además con diferentes fases para diseñar cursos virtuales para la superación permanente de profesionales de la educación en la Universidad Pedagógica Enrique José Varona:
· Estructuración del Curso: la organización del curso curricular estructurado a partir de problemas profesionales que, en el proceso de enseñanza aprendizaje, deben ser abordados interdisciplinariamente y a través de la investigación, para comprender y transformar la realidad.
· Elaboración de los medios didácticos: los módulos didácticos se caracterizan por ser: integrativas, autosuficientes y relativamente autónomas.
· Organización de la Tutoría: el apoyo tutorial debe de estar a cargo de un especialista en la materia, que conozca de los aspectos relacionados con entornos virtuales y manejar los recursos informáticos que le permitan comunicarse, organizar y controlar el trabajo de sus alumnos.
· Determinación de los aspectos relacionados con la gestión: se propicia el desarrollo gradual de la autorregulación del aprendizaje, a partir del dominio de mecanismos cognitivos, afectivos y metacognitivos, que le permitan tomar las riendas de su propia formación.
· Control y evaluación del proceso: es necesario el control y monitoreo del progreso del alumno.

No comments: